Buscar este blog

06 septiembre 2013

UN CANTO A LA VIDA






Queridos amigos:

Más de un año sin dirigirme a vosotros y más callada que en Misa merecería pedir disculpas, pero hay circunstancias que te dejan paralizados, además de requerir todo el tiempo para centrarlo en otras cosas, y como ese ha sido mi caso, prefiero deciros nueva y simplemente hola.

Hasta Boly, que proclamó a bombo y platillo su intención de hacerse bloguero colocando  en su Blog su foto en tamaño casi real, se ha estado calladito por mustio, a la espera de los acontecimientos.

Por si no queda claro con el texto, os digo que tengo a mi mami vivita y coleando, en tratamiento, eso sí, pero aquí sigue.

Sería una historia muy larga de contar, pero os la resumo por aquello de la Ley de Vida: es mi madre porque ella me trajo al mundo, pero…en la práctica, es mi “niña” de 82 añitos, guapísima, simpatiquísima, manipuladora y malcriada, así tal cual lo escribo. Cuando se fue mi  papi yo asumí el papel de consentirla, y en ello estamos. Y esta aclaración tiene su sentido. No creo que, si fuera realmente hija mía , pudiera quererla más de lo que a ella la quiero.

Y  tengo mi mérito porque os aseguro que, si existe un Cielo, tengo reservado asiento en Platea.



Teclear nuevamente para escribir mi realidad lo llevo rehuyendo más de una año. Desde ese perverso 14 de junio que cambió el rumbo de mi vida, que volteó sin piedad los cimientos de mis emociones para reducirlas a una sola, al miedo a la pérdida de mi madre. El cáncer, esa plaga que parece ser el precio por vivir, de puntillas, sin avisar, sin síntomas para sospechar, nos golpeó haciéndose patente a través de una simple radiografía rutinaria mientras planificábamos las vacaciones de verano.

Verano de 2012 cargado de angustia negra tras cada prueba en el hospital; el negro de la noche se confundía con el del día,  y todos mis sentidos agazapados tras un miedo a lo desconocido y maligno, al menos se centraron en mantener la esperanza en la vida.

Un año ha transcurrido, suficiente para aprender que esa enfermedad, que en nuestro caso no tiene cura, puede ser tratada y controlada.

Un año para aprender de tantas personas de edades diversas que asumen su enfermedad haciendo planes para el futuro  y, con absoluta normalidad, me lo cuentan en la antesala de la sala de quimio del hospital.

Un año para aprender, que sólo me pertenece el momento presente y de mí depende él cómo lo quiero sentir.

Un año para aprender, que lo sensato es  poner vida a los días más que días a  la vida.

Un año para aprender, cuántas personas solidarias y generosas se dedican a los otros para amortiguar el dolor escondido tras sonrisas  siempre agradecidas.

Un año para aprender, que existen muchísimas personas que, cortejadas por la enfermedad, sonríen cada momento de sus días parapetados en la esperanza.

Un año para aprender a valorar cada segundo que la vida respeta la existencia de mi madre.

Un años para aprender, que por mucho que me cobije en que no existe peor desgracia que la mía, existen miles de personas viviendo desamparos más crueles que los míos que ni siquiera me atrevo a imaginar.

Un año agradeciendo eternamente la existencia de profesionales de la medicina atentos, generosos y sobretodo, eficientes, en la sanidad pública de Madrid.

Un año aprendiendo demasiadas lecciones de los demás, pero todas maravillosas por su intensidad y por enseñarme el auténtico “canto a la vida” real y sin disfraces que es el que nace desde la más absoluta adversidad.

Un año para aprender que lo verdaderamente valioso es etéreo e inalienable y sólo me lo podrán arrebatar si yo lo consiento.

Un año para aprender a preguntarme y obligarme a responder cada día, qué es lo que quiero hacer con mi presente que irremediablemente en su transcurrir se convierte en pasado y  sus recuerdos.

Un año para aprender, que somos tan efímeros, que, cada sacrificio, cada palabra de cariño, cada abrazo, cada beso a mis  seres queridos es el tesoro del que quiero desprenderme en este momento presente, y no guardarlo para ocasiones especiales de un futuro soñado pero incierto, porque, entonces, quizás, con muchas probabilidades, cada sacrificio, cada palabra de cariño, cada abrazo, cada beso a mis  seres queridos, se derramarán sobre el recuerdo de un ayer imposible de recuperar.

Un año para empezar a  aprender las lecciones más valiosas de mi vida




Sherezade

8 comentarios:

  1. El día que comencé mi tratamiento contra el cáncer, daban el alta a una persona
    De ese recuerdo siempre me sostengo pensando que se puede salir bien, aunque uno nunca será el mismo
    Llevo desde enero de 2009 pegandole lucha, mis quimios fueron musicales, llevaba auriculares y esos bellos, dulces amables sonidos me daban fuerzas.
    Lo de la música fué porque la amo y recordaba que José Carreras hizo sus quimios cantandose mentalmente arias de opera,
    Tomé todos los ejemplos saludables y optimistas.
    Cada quien tiene algo que disfruta mucho, de eso debe aferrarse.

    ... la vida es hoy y hay que disfrutarla hoy, mañana todavía no llega y ayer ya pasó
    ¡fuerza!
    Besos inmensos

    ResponderEliminar
  2. Mi querida amiga, bien que te he extrañado todo este tiempo.
    Es dura esa enfermedad, pero hay que seguir poniendo cada día intensidad en lo que vivimos.
    Me alegro de tu vuelta y espero verte pronto por mi humilde casa.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Te dejo un gran abrazo, se te extrañaba.. Me dejas reforzada mi idea de vivir el hoy... Besos

    ResponderEliminar
  4. Lo único que tenemos es el PRESENTE.................y en ese momento lo tenemos todo.
    Me alegro muchísimo por tu mami.............

    un millón de besos.

    ResponderEliminar
  5. Vengo a saludar y desearte: Felices fiestas, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  6. Ya te había extrañado. Pasé por aquí a saludarte y me encuentro con esta entrada. Siento lo que te ha sucedido pero por lo que veo todo va por buen camino.

    Te dejo un gran abrazo y te digo que admiro a personas como tú.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  7. Pase a saludarte y darte un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  8. This is the right web site for everyone who would like to understand this
    topic. You understand a whole lot its almost tough to argue with you (not that I
    personally will need to…HaHa). You definitely put a brand
    new spin on a subject which has been discussed for a long time.
    Excellent stuff, just wonderful!

    Also visit my homepage - dieta na plaski brzuch

    ResponderEliminar