Buscar este blog

27 enero 2012

ADIÓS CIGARRO, ADIÓS


Después de tantos años, he decidido abandonarte para siempre, encerrarte en el baúl de mis recuerdos con el firme propósito de sobreponerme a toda evocación de nuestros buenos y malos momentos que hemos compartido cuando el cuerpo y la mente me quieran tiranizar para que recuerde todo el placer que me has proporcionado.

Ahora me doy cuenta de lo muchísimo que he creído necesitarte; ahora compruebo que el fervor que me has generado es por tu condición intrínseca de droga dura y perversa que ha anulado mi voluntad para posponer el adiós que ahora te regalo.

Sé con certeza que me perseguirás durante mucho tiempo pero es una decisión razonada y sentida, tomada con alevosía porque hasta el día ha sido elegido para desterrarte de mi vida, para soltarme y alejarme de tus garras encubiertas, de tus caricias engañosas, de un  placer imaginado, de tu compañía y tu consuelo perenne y que yo creía sería por mi parte perpetuo.

La verdad, nunca creí que pudiera abandonarte; me has gustado y te he deseado como a nada. Y sé de antemano que te añoraré siempre, que tendré que fortalecer mi voluntad para no escuchar tu llamada que será continúa buscando mis momentos más vulnerables para insistirme en que volvamos a estar juntos. Eso lo sé, tanto como mi convencimiento de tu fidelidad hacía mí y que estarás esperándome por siempre por si cambio de opinión. 

Mi decisión está tomada, y mi voluntad  se va a imponer a mis deseos. Y así va a ser porque al  expresarte este adiós veo como se abre el camino de mi fuerza, de mi canto por la vida y la recuperación total de mi libertad. Porque esto último es lo que más me ha motivado: saberme presa de ti, escudándome en tus maravillas y cerrando los ojos a la verdad de tu esencia, cuando la única que puede romper las cadenas que me mantienen esclavizada a ti, soy yo.

En todo caso no me parece justo echarte todas las culpas de nuestra ruptura, porque al fin y al cabo, has sido mi compañero fiel durante muchísimos años. Y quiero que sepas que este final no se debe a las presiones externas, sino a mi rebeldía ante tanta hipocresía que se genera en torno a ti.  Dejar de disfrutarte implica también el no seguir el juego de avaricias, engaños y mentiras que, en torno a ti, se ha creado. No eres bueno, no, pero hay muchas cosas igual o más  perniciosas que tú, que alimentan mi vida y, sin embargo, se fomenta su presencia.

Te he adorado, sí; te he deseado, sí, y lo que es más grave, te he necesitado. Y seguro que te seguiré deseando y recordando el resto de mis días, pero lo que es quererte y necesitarte, desde ahora, te digo, que no será así.

Por experiencia soy de las que creen que se puede morir por amor, pero, morir por un querencia malsana, es una estupidez que no me podría perdonar jamás.

¡Vade retro cigarrillo!, y no pierdas el tiempo en intentarme recuperar.




Sherezade

15 comentarios:

  1. Bien por vos!!! es todo un esfuerzo pero cuando sientas la diferencia, verás que valió la pena.
    En marzo cumplo 4 maños sin el cigarrillo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por ése propósito que ya es decisión Espero que no te tiente mucho y que consigas olvidar pronto, muy pronto ése mal amor...Te perseguirá durante un tiempo, sentirás deseos de volver a sentirlo en tus labios, pero si tu determinación es firme, no volverá a doblegar tu voluntad.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sherezade...te felicito por esta excelente entrega y por la decisión irrevocable..¡Enhorabuena! Este mensaje es muy edificante y seguro motivará a quien lo lea a seguir tu ejemplo. QDTB, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá que tengas fuerza de voluntad suficiente para alejarte del cigarro que provoca cáncer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Suerte, vista, y al toro! Hay que alejarse de él por mucho que te tiente, que sólo trae enfermedades, mal olor, gastos y esa sensación de ser un paria cuando te sales a la puerta del café para disfrutarlo... y con el frío, ya ni te cuento.
    Ánimo, Sherezade, al principio te costará pero después te irás sintiendo feliz y orgullosa de ti misma, y eso ayuda mucho.
    Besitos a Boly y mil estrellas para ti, preciosa.

    ResponderEliminar
  6. Que tengas suerte en tu deseo de dejar el tabaco, de darle beneficios a las tabacaleras y al Estado con sus impuestos que luego no aplica honestamente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Yo no te voy a mandar suerte, simplemente por que lo vas a conseguir y me alegro que lo compartas de esta manera tan maravillosa, por que seguramente alguien se anima.

    Eres una campeona, tu puedes.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sherezade, una buena decisión, ya verás como sales ganando en todo. Yo lo deje hace ya 8 años y cada dia estoy mas contenta de haberlo dejado.

    Un beso y todo mi apoyo en esta nueva etapa de tu vida.

    ResponderEliminar
  9. Suerte, no hay nada como estar convencida.
    Soy ex-fumadora desde hace 14 años.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Bravo!
    Eso mismo debería hacer yo, que después de dejarlo volví a engancharme como la estúpida que soy, pero ahora tengo prevista la estrategia para mi adiós definitivo. Ojalá cante victoria, como tú.
    Sé firme y mantén tu decisión, Sherezade.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Dejar de fumar es complicado pero no imposible. Ojalá que las tabacaleras pierdan en ti a una accionista sin beneficio económico. Recuerda que tienes derecho a la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Vale la pena ponerse a ello. Yo lo dejé hace 3 años y es lo mejor que pude hacer. Estoy encantada de haberlo dejado y fumaba dos cajetillas diarias, de un día a otro, lo medité bien y lo tiré a la basura. Nunca más. Por ahora!!!!Besos y animo,no decaigas ni unaaaaaa sola calada, si no...la cagas!!!:):):)Milll besitossss aqui me quedo,en tu casita

    ResponderEliminar
  13. Yo hace mucho tiempo que lo dejé y si es cierto que te sientes mucho mejor pero aún me acuerdo despues de tantos años. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Si supierais la de años de vida que quita esta mierda...
    Te mando muchas fuerzas, y haz lo que te han dicho, si le das una sola calada activas al monstruito... y te pedirá más. Cortar es cortar de raíz, sin excusas. Fuerza!

    ResponderEliminar