Buscar este blog

27 junio 2010

TETUÁN, mi tierra



Me gusta esculpir en la noche sueños infantiles, aquellos con los que soñaba de niña cuando la vida era rosa y el cielo azul, muy azul, ese azul tan especial de la tierra donde nací. Bolita, el azul de Tetuán no se puede imaginar si no se ha vivido allí, porque no sólo es un color, es una ilusión de colores, olores, y sabores. Es una mezcla peculiar, mucho, acompañada por los sonidos del Almuecín  llamando a la oración de los musulmanes. Y todas esas cosas se reflejan en el cielo, por eso es tan especial. Pues como te decía, en esa tierra mía donde me tocó nacer, tierra hija del Mediterráneo, vivíamos mucha gente que más tarde la vida se está empeñando en demostrarme que somos muy diferentes. Pero no es verdad, en serio, que te lo digo yo. Mira, mi primera amiga se llamaba Rammi, y era una niña hebrea que tenía el pelo muy rizado y cuando llegaba la Navidad ella y sus hermanos venían a jugar y divertirse a mi casa, aunque sus padres no, y en las fiestas hebreas, era cuando mi hermano y yo íbamos a su casa, pero no iban mis padres. Pero no es que estuviesen enfadados, no, luego supe que eran fiestas religiosas y en algunas sólo nos mezclábamos los niños. Y también recuerdo una amiguita mora que se llamaba Marian, con unos ojos negros enormes y vivía en el barrio de la judería, sí, he dicho judería, porque que yo recuerde, había allí vivían españoles, entre ellos mi abuela, en una casa que le decían "La casa Santa" porque en ella se dió la primera Misa en Tetuán. Ya ves, una liturgia católica  en la judería. Y hasta donde yo sé y luego me han contando pues vivíamos todos mezclados y a mí me parecía muy normal cuando iba por la calle ver las mujeres vestidas con unas túnicas enormes que sólo les dejaba ver los ojos negros, porque todos eran negros y grandes, y hombres de traje y corbata junto con otros los que llevaban chilabas y turbantes sobre la cabeza, o unos gorros de color rojo de los que colgaba una borla que a mí me llamaba la atención sólo por el color. Y los católicos teníamos nuestra Iglesia que se llamaba Nuestra Señora de las Victorias, que aquí en Madrid hay una réplica exacta en el barrio de Tetuán, que por algo tiene ese nombre. Verás Boly, para serte sincera, lo único que recuerdo raro es que los Reyes Magos no le traían juguetes a mis amigas, pero a ellas no les importaba al parecer, y luego supe que esos Reyes a los que sigo adorando todas las noches del cinco de enero sólo visitan a los niños católicos, y no a todos porque muchos se quedan sin regalos.

Ya sé, ya sé que tú ni sabes ni te importa que es un hebreo, que es un moro, que es un católico, que es la liturgia, aunque no me engañes porque sé que te gustan los Reyes Magos porque te traen golosinas de las tuyas y pelotitas que te encantan, pero quiero hacerte comprender que lo que no comprendo es como cuando yo era pequeña allá en mi tierra gente tan diversa vivían felices y en paz todos mezclados, creyendo en dioses distintos, con idiomas y costumbres muy diferentes pero que lo compartían todo y sin embargo, ahora, se pueden negar hasta un vaso de agua. ¿ Sabes Bolita? Lo he meditado mucho y he llegado a la conclusión de que no es el idioma, ni la religión, ni las costumbres lo que nos  hacen diferentes a las personas, sino que constituyen el instrumento subliminal de los políticos para sembrar el odio de la intolerancia en muchos corazones. Por eso, mi niño, me gusta recordar mis recuerdos infantiles, y el azul del cielo de mi tierra, reflejo de la tolerancia y el respeto que han desaparecido del camino.

Ahora vamos a soñar, tu que juegas en el parque con tus amigos de otras razas con los que sólo te enfadas si te quitan la pelota, y yo que juego con Rammi y Marian, hebrea, mora y yo la  cristiana;  tres niñas, según parece, tan diferentes, pero que compartíamos las mismas risas, lágrimas e ilusiones sin importarnos nada más, quizás, porque nadie nos enseñó que éramos distintas.

Sherezade

6 comentarios:

  1. Se acerca
    en mutuo silencio
    y languidez extenuá

    Otro fin de semana
    para allegar el descaso
    y ser disfrutado

    Según va emergiendo
    cual fuente cristalina
    desnudando el alma

    En un simulado abrazo
    en las verjas del olvido
    esperando el siguiente

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Sherezade: Me has hecho revivir mi primera infancia y han llegado a mí el olor a especias, a mazorcas asadas, a pinchitos, a té moruno y al cariño de mis padres que me llevaban de la mano por aquella Judería y me compraban paquetitos de garbanzos, pipas de girasol y ... como olía todo maravillosamente.

    Es verdad que nuestras amigas no eran solo españolas, estaban las hebreas, las moras, las indues y hasta portuguesas y nosotras no hacíamos distinciones. Todas éramos iguales.Gracias por estos recuerdos tan entrañables.

    He ido viendo como modificabas el blog hasta llegar a tal como está ahora y es precioso. Enhorabuena.

    Mil besos y mil rosas,mi tetuaní.

    ResponderEliminar
  3. Pues como a Malena a mí me gusta el nuevo formato de tu blog.
    No sabías que eras "moruna" de corazón, y me ha encantado saber que hubo épocas en que la convivencia era posible a pesar de tantas diferencias.
    Es bonito que hayas recordado a tus primeras amigas como tú dices, y es verdad, si no os sentiáis diferentes es porque no lo érais,

    Un beso
    Adrián

    ResponderEliminar
  4. Cordialmente te dedico
    estas palabras, iniciando así
    el lunes con buen positivismo
    para; ti por ser una excelente amiga y persona...


    Estelas virtuales

    Comienza la semana
    se crecen las ideas
    todo se hace posible

    Porque así lo sentimos
    la euforia nos cubre
    dejándose besar por ella

    Nos invita a ir depositando
    semillas de estima y aprecio
    en los espacios amigos

    Que desde hace tiempo
    nos unen sus letras
    que brillan en la alborada

    Con poemas imaginarios
    o conjuntos de realidades
    que nos van descubriendo
    la belleza de ese ser humano

    Que a través de los sentimientos
    nos va dejando estelas...
    ...cada vez más hondas
    para ser recordadas...

    y nunca olvidadas
    formando parte de mi estar
    al leerlas cada mañana...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  5. Me dejastes pensando para reflexionar.
    Saludines.

    ResponderEliminar
  6. De casualidad aterrize en tu blog y me alelegro ya que he pasado un buen rato leyendote. Me he tomado la libertad de hacerme seguidora para recordar el blog y volver, mis felicitaciones. Victoria.

    ResponderEliminar