Buscar este blog

04 junio 2010

EL VIENTO



Hoy me he descubierto hablándole al Viento. Quién mejor para difundir mis palabras cautivadas. Quién mejor que él para conseguir que las oiga quien yo quiero, porque no existen obstáculos para el poderoso dios Eolo,  quien penetra donde quiere sin reparos de vergüenza y al que he pedido, que cuando a ti llegue, se convierta en suave brisa que susurre en tu corazón tantas palabras en su momento calladas, y que por no dichas, tanto daño nos hicieron. A ambos: a ti y a mí, porque no olvides que fueron dos los corazones yertos, dos las vidas despojadas de cariño y de consuelo. Dos, no lo dudes, y un sueño común de vida matado en el crudo invierno, enterrado en la tierra helada, sin señal que lo recuerde, como si el que durante tantos años fue la luz de nuestras vidas no mereciera nuestro llanto de tormento, ni el germinar el brote de flores en primavera, ni siquiera pervivir en el recuerdo. No podemos visitar su sepultura, porque disparando nuestra rabia olvidamos donde lo abandonamos. Quizás, simplemente, consentimos que lo disipara el viento.   
Dos corazones que callan cuando el dolor es inmenso, cuando la soledad ahoga las ilusiones nacidas, cuando no gritan pidiendo al otro consuelo, porque ese otro no escucha, porque es más cómodo el refugio del silencio, porque si se habla se muere, terminan muriéndose ellos, y su amor, y su vida, y su ilusión compartida aún en silencio.
Y, ya ves, por callar casi me muero, y para salvarme yo, abandoné nuestro sueño, y mi casa que es tu casa, y tu vida, nuestros árboles, nuestro pequeño. Me fui. Necesitaba volar, posarme en las cumbres altas, sumergirme  en otros mares, escuchar risas de amores, vivir amores sin pautas, sentir que era querida, sentir que era escuchada, que mis palabras no herían, que mi risa no incordiaba, que mi vida era una vida marcada por la esperanza, en la que cualquier palabra del corazón no se juzga, se valora, se acaricia, se atesora, y me fui, arriesgando lo seguro por los sueños desatados de Amor, de Vida o de Nada.
Por eso dejé mi casa, tu casa, por eso me separé en silencio, porque de tanto callar olvidé  cómo se habla  y así me fui, sin poder decirte nada. Tanto callar emociones enmudecieron mi alma,  y mi adiós fue tu sorpresa, tu dolor, tu rabia, y no dudes que la mía, que aún tanto dolor me causa, porque aprendí de tus labios el silencio, de tu coraza la impotencia por atravesarla, de tu soledad la mía, de tu apatía la rabia, esa que agitó mi cuerpo, esa que remolcó mi Alma, y me alejó de tu vida, de la mía, de mi niño, del cerezo, de mis lilos, de mis sueños, de mi casa que es tu casa. 
Quizás el viento consiga, en la noche, penetrando en tu morada de sueños, atravesar tu armadura y  escuches tantas palabras calladas que aprisioné sin sentido, y que rompieron mi sueño, el tuyo, el nuestro, y quiero que escuches alto, que te lo grite el Viento, que contigo aprendí tanto, de Amor, de Vida de Sueños, que adoraba tu existencia, que deseaba tu encuentro, que si hubieras escuchado alguna de esas palabras, quizás yo, no habría soñado con otros sueños y seguiría en mi casa, que es tu casa y en tu huerto de silencios.

Sherezade

18 comentarios:

  1. Eso es lo que yo quiero... que me sople ella como el viento.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sherezade... alguna que otra vez me has dicho en Shalott que dudabas haber escrito alguna de mis entradas. Hoy yo dudo si no habré escrito yo esta... me has dejado muda, sin palabras, sin saber que decir...
    No se que decir porque eso que has escrito es justo lo que yo habría dicho. Porque yo también me refugio en el silencio y también entiendo de corazas y armaduras.
    Mil besos y kilos de polvo de estrellas que te lleguen con el viento, mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Con sentido aprecio
    para;
    que el viento te siga acariciando.
    Bienvenida querida amiga.

    De regreso

    Lo prometido
    hay que continuarlo...
    Mis huellas te acerco
    como antes de partir

    En ellas traigo
    aromas de un mar bravío
    que en el norte se ha quedado
    apenado al decirle adiós

    Su brisa me llama
    y las gotas de batidas olas
    que en mi cara se posaron
    susurran...
    que me sigue esperando

    La luna, su eterna amante
    con esmerada ternura
    en compañía de luceros
    van guiando el camino
    que me acercan a tu espacio...

    Ellos saben que no te olvidé
    cuando era poseída por su belleza
    tu estabas en mi pensamiento...
    por el afecto que siempre
    me has demostrado.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! vengo agradecer una visita y me encuentro que tengo que agradecer unas palabras que reflejan como un espejo un sentimiento perdido en el tiempo pero no en la memoria.
    Me gusta tu blog, un abrazo cálido.

    ResponderEliminar
  5. Sonrisa bonita............eso y que me lleve a donde yo quiera con alas transparentes.
    Un abrazo
    Sherezade.

    ResponderEliminar
  6. Elena guapa........te lo dije, que sentimos igual y es cierto que cuando leo casi todos tus escritos es justo lo que yo habría escrito. Y a tí te pasa igual. Pues mira, en verano nos ponemos de acuerdo y firmamos por las dos.
    Recojo el polvo de estrellas preciosa
    Sherezade

    ResponderEliminar
  7. Gatita Mari Carmen, gracias por regalarme tan lindo poema.
    Un miau enorme
    Sherezade

    ResponderEliminar
  8. Alondra, gracias por venir y gracias por tus cariñosas palabras. Ya sabes, si te gusta mi casita, abiertas están las puertas para que entres cuando quieras.
    Saludos
    Sherezade

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Mwenudo huracán emocional van a provocar tus palabras en su destinatario. Tanta sinceridad y reconocimiento tienen que remover su corazón por poco sensible que sea. Muy bien expresado estos sentimientos.
    Un beso
    Adrián

    ResponderEliminar
  11. Una semana más...

    Te entregaria
    la sonrisa de la vida

    te entregaria
    una esperanza sin término

    te entregaria
    un horizonte del color del arco iris

    te entregaria
    parte de mi ser en compañia

    pero como soy
    un felino que viste de seda

    te entrego
    mis ronroneos llenos de auroras

    te entrego
    mis bigotes llenos de sueños

    te entrego
    la fortuna de un fin de semana

    te entrego
    un caluroso gesto como despedida

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  12. Precioso, Sherezade. Me he dado cuenta de que hace mucho tiempo que yo no le hablo al viento...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Paso como cada semana a dejar nis huellas y a leerte para disfrutar de esta entrada hecha con tanto amor y delicadeza, sabes me hacen pensar tus palabras y soñar algo que no es tan semcillo a no ser que la pluma este muy bien dirigida.

    Un abrazo de afectos para ti de esta que te ha visitado...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  14. Podría
    recitarte
    una poesía
    en unos instantes

    Donde
    mi corazón
    pudiera

    Reflejar
    sus sentimientos.

    Si están danzando
    o han sollozado

    Si sueñan
    despiertos
    o viven dormidos...

    ...pero para no
    abrumarte
    tan solo te diré...

    Que al terminar
    la semana
    te sentirás afortunad@
    por haber permitido
    a los tuyos vagar

    Ya que a veces
    los sentimientos
    necesitan
    que se les ceda
    el beneplácito del sosiego

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  15. Hola guapisima!
    Muy lindo!

    Gracias por compartir! Siempre es un grato placer el pasar a visitarte.
    Recibe un relajante y cálido abrazo de luz para tu ser.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  16. Eres como un río de sentimientos y tu blog, el mar donde te derramas...

    Un beso. Gracias por tus palabras en mi rincón y...perdonada ;-).

    ResponderEliminar
  17. Te cuento un secreto: el viento es mi confidente, a él le confío mis letras para que las deje volar hasta donde él lo quiera.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  18. Hola Sherezade!
    que lindo escrito de lo que me he perdido en este tiempo de ausencia, que presioso blog, lleno de sentimiento y delicadeza, me encanta saludos amiga un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar